Conozcamos a los mentores: Adán Sánchez de Pedro Crespo

by
 

Adán Sánchez

SW Málaga: Cuéntanos un poco quién eres, a qué te dedicas, lo que te apasiona…

Soy un fundamentalista del Software Libre. Si pudiera, secuenciaría mi propio ADN y lo publicaría en GitHub para que todo el mundo tuviese acceso a él.

Ciencia ficción aparte, soy un desarrollador de software que juega a ser empresario. Fundé mi primera empresa con 16 años: “Kadede Social Media”. Por supuesto fue un total fracaso desde el punto de vista económico, pero estoy muy orgulloso de haber desarrollado tecnologías que actualmente utilizan en sus servicios grandes del sector como Google o Tuenti. Quizá dicen mucho de mí tres de mis hobbies: estudiar japonés, investigar con impresoras 3D y tocar el ukelele. Bueno, quizá lo único que dicen de mí es que soy bastante friki.

Ahora, dentro de Waaltcom, lidero el desarrollo de Loqui IM, la aplicación de mensajería instantánea de referencia en FirefoxOS y que pronto podría dar el salto a otras plataformas tras un crecimiento espectacular en los últimos meses.

Además colaboro con otros colectivos y comunidades que trabajan en la misma línea de soberanía digital como la Fundación Guifi•net, la Phone Liberation Network, la Internet Defense League y la Asociación Tecnológica BitValley.

SW Málaga: ¿Qué opinas de los Startup Weekend? ¿En qué crees que se diferencia de otros eventos similares?

El mero planteamiento de agrupar gente con diferentes trasfondos pero ante todo con ganas de emprender y ponerlas a trabajar intensamente en perfilar sus proyectos con el consejo de mentores que ya ha pasado por la experiencia de convertir una idea en una empresa viable y lanzar productos y servicios al mercado… como poco, es prometedor. Todo lo que pueda ocurrir de ahí en adelante va a ser excepcional, estoy seguro.

Respecto a eventos similares, ¡ojalá hubiese miles con los que comparar!, pero creo que el elemento diferenciador de SW es la metodología ágil que emplea, que me recuerda bastante a algunas del mundo de la programación como SCRUM.

SW Málaga: ¿Qué crees que podrás aportar a los participantes?

Previsiblemente una buena parte de los proyectos que veamos en la SW tendrán una fuerte componente tecnológica y de uso de herramientas digitales. Yo voy a poder asesorarles respecto a distintos componentes tecnológicos, metodologías y protocolos concretos que pueden facilitarles enormemente la tarea de llevar sus ideas y proyectos a la realidad.

También estaré encantado de guiarles en cuestión de dinamización de comunidades e implicación a los usuarios y consumidores para que sean parte activa del desarrollo y mejora de sus productos.

Además espero poder contagiarles toda mi ilusión y energía sirviéndoles de humilde ejemplo de cómo con coraje, visión de futuro y por supuesto horas y horas de duro trabajo, se puede sacar adelante hasta el proyecto más ambicioso partiendo casi desde cero.

SW Málaga: ¿Qué tipo de proyectos crees que tienen más posibilidades en una situación económica como la actual?

Cuando estamos en un entorno con recursos limitados, ya sean financieros, materiales o de cualquier otro tipo, tendemos a ponernos barreras que limitan nuestra capacidad innovadora. Así que los proyectos con más posibilidades en situaciones como la actual son aquellos que surgen de haber sido capaz de ver más allá, de pensar “outside the box”, de aplicar la creatividad para romper con cualquier barrera. Además, hoy en día todo proyecto empresarial tiene que plantearse muy seriamente cuál es su función social y qué retorno colectivo puede generar hacia la sociedad y la comunidad.

SW Málaga: Seguro que hay muchas personas que piensan en poner en marcha su propio proyecto, pero no terminan de dar el paso por miles de razones, ¿qué les recomendarías?

Hay muchísimas personas actualmente que el trabajo o los estudios que están haciendo les convierte en profundamente infelices. ¿Mi recomendación? ¡Por favor, que cambien de camino YA! ¿No se dan cuenta de que se están envenenando ellos mismos?

Les recomiendo que detecten cuanto antes aquello que de verdad les apasiona y que luchen por ello, por vivirlo con intensidad. No se pueden ni imaginar lo feliz que uno es cuando consigue alinear su pasión con su ocupación. Y así cuando alguien les diga: «¡vaya suerte que tienes de trabajar en lo que te gusta!», podrán sencillamente responder: «OK, llámame afortunado, pero afortunado por haberme dado cuenta de que era el momento de dar el paso; afortunado por ser valiente».