Conozcamos a los mentores: Juanjo Martín Muñoz

by

Juan-Jose-mentor

SW Málaga: Cuéntanos un poco quién eres, a qué te dedicas, lo que te apasiona…

Una especie de “Patch Adams” español. Siempre buscando algo que solucionar, arreglar, crear o construir.

Estudié Informática en la Universidad De Málaga, pero el ambiente de la universidad no encajaba conmigo (o yo no cuajaba en él), demasiado separado de la realidad y la empresa privada (al menos en aquella época). Pronto me encontré buscando implicación en la empresa privada. Inicié mi primera aventura empresarial con 23 años, después de que un accidente me tuviera en dique seco 1 año. Con socios ingleses y siendo el benjamín del equipo (con mucha diferencia), aquello me hizo crecer muy rápido; trabajé en varios países, con gente muy diversa, con formas de entender la vida muy diferentes y atendiendo aspectos dispares. Fue el embrión de una experiencia que me ha ido aportando perspectiva completa de los proyectos como negocio, un grado de humildad y, sobre todo, consciencia de la necesidad de equipo, equipo y por supuesto, equipo.

Actualmente soy Director de Operaciones y Servicios de Gestión Nueve (www.gestionnueve.es), startup fundada a principios de 2011. Su objetivo en líneas generales es ofrecer un marco de soluciones para la puesta en valor de los servicios de las ciudades para los ciudadanos. Nos centramos especialmente en la movilización de la gestión de servicios urbanos, construyendo un marco adecuado completo para nuestros clientes y sus usuarios: operativa, gestión del servicio, transacciones financieras asociadas, integración de sistemas de información y por supuesto movilización de la información. Seguimos una estrategia de creación de valor basada en un modelo de apalancamiento de las soluciones y convergencia entre nuestros trabajos: industrializamos nuestras soluciones para poder ofrecer un producto avanzado al tiempo que muy competitivo en costes.

Mi labor actual se centra en dotar al proyecto de una estructura empresarial adecuada para el crecimiento, dotándola de recursos, procedimientos, certificaciones y todas aquellas herramientas de negocio necesarias para que un proyecto empresarial adquiera la mayoría de edad. Una de mis mayores motivaciones es trabajar contra los prejuicios culturales que en muchas ocasiones impiden que el mucho talento disponible en nuestro entorno no brille como debería, por miedo al fracaso, falta de formación y perspectiva empresarial y escasez de apoyos reales desde las instituciones públicas.

 

SW Málaga: ¿Qué opinas de Startup Weekend? ¿En qué crees que se diferencia de otros eventos?

Participé como mentor en la pasada Startup Weekend Murcia y la experiencia fue increíble. Un marco perfecto en el que compartir conocimiento. En el que los mentores ponemos nuestro granito de arena ayudando a gente muy motivada a adquirir una nueva perspectiva sobre sus ideas; a entender todos los aspectos iniciales que se deben contemplar en el desarrollo de un proyecto empresarial y que en muchas ocasiones no son evidentes para los participantes. Y en el que los mentores aprendemos de los participantes tanto o más que ellos.

Lamentablemente, nuestra formación y educación en general adolece de carencias importantes en lo referente a lo que es una empresa y como funciona, independientemente del camino formativo elegido. Creo que los jóvenes deberían conocer estos aspectos básicos, fundamentales para entender el mundo que nos rodea hoy en día y por qué ciertas cosas son como son.

Eventos como Startup Weekend ayudan a cubrir esas carencias, y este formato en concreto es especialmente adecuado para ello. En apenas 54 horas, los participantes tienen la posibilidad de adquirir una perspectiva nueva sobre sus ideas y proyectos, y es llamativo la visión con la que los participantes llegan al domingo por la tarde en relación al planteamiento que tenían el viernes al inicio del evento..

 

SW Málaga: ¿Qué crees que podrás aportar a los participantes?

Habiendo participado en mayor o menor medida, a lo largo de varios proyectos en diferentes países, en todas las áreas de un proyecto de negocio, adquirí visión completa y consciencia de las necesidades de los proyectos de empresas tipo Startups a lo largo de sus diferentes etapas. Desde la fase semilla, la captación de recursos iniciales, la elección de socios y la distribución de beneficios y obligaciones entre ellos, la validación de las ideas y los modelos de negocio a la adopción de buenas prácticas… A los emprendedores nos resulta fácil enamorarnos de nuestras ideas e igualmente fácil obviar los aspectos mencionados, que si no se contemplan correctamente desde los inicios suelen acabar con los proyectos antes de lo esperado.

Me gusta aportar una visión soñadora y pragmática a partes iguales: ilusión y realismo deben ir de la mano en cualquier proyecto que aspire al éxito. Creo que puedo ayudar a los participantes a tomar consciencia, al menos de forma embrionaria, de estos detalles, que les evite tropiezos en el futuro, ya sea en la idea presentada o cualquier otro reto que afronten posteriormente. Compartir mi experiencia, especialmente los fracasos, puede resultar muy valioso para algunos. No se le debe tener miedo a fracasar, pero no hay que ignorarlo y hay que prepararse para afrontarlo. En mis proyectos siempre hacemos un esfuerzo con los miembros de nuestro equipo para transmitir estas ideas y valores, aportando nuestro granito de arena en su formación como profesionales.

SW Málaga: ¿Qué tipo de proyectos crees que tienen más posibilidades en una situación económica como la actual?

En general, para que un proyecto tenga posibilidades de éxito es evidente que debe ser capaz de transmitir cuál es su propuesta de valor. Proyectos que permitan simplificar alguna tarea, hacerla a menor coste o de forma más rápida. Creo que en las circunstancias actuales, aquellos proyectos enfocados al B2B (cuyo cliente objetivo son empresas) tienen más posibilidades de encontrar un marco en el que hacerse valer que los proyectos orientados al B2C (cuyo objetivo es captar usuarios o clientes finales). Se está mostrando que los caminos de monetización de masas de usuarios no son nada sencillos y cada vez más se cuestiona el valor de este tipo de proyectos.