Conozcamos a los mentores: Óscar Ramírez

by

Foto Oscar

Cuéntanos un poco quién eres, a qué te dedicas, lo que te apasiona…

Soy un emprendedor trabajando continuamente fuera de mi zona de confort, siempre partiendo desde cero, incormista, abierto al aprendizaje continuo y con una predisposición natural a construir relaciones entre las personas.

En la actualidad me encuentro en Helsinki, uno de los puntos calientes en Europa en cuanto a startups, trabajando para Ambrosia Professionals como constructor de ecosistemas de emprendedores. Básicamente trato de atraer a la gente adecuada, buscar partners y sponsors, así como diseñar e implantar actividades, procesos y herramientas que aporten valor a todos los stakeholders del ecosistema. Esta tarea la estamos desarrollando, además de Helsinki, en Marbella, California, Londres y probablemente el próximo año en China.

En cuanto a lo que me apasiona a nivel profesional, se me pasan las horas volando construyendo puentes hacia futuros escenarios empresariales que generen nuevos negocios y devorando libros relacionados con el design thinking o service design. A nivel personal, me considero un tipo con unos gustos bastante normales, muy preocupado por llevar una vida sana, buena alimentación, práctica deportiva casi a diario y pasar buenos momentos con los amigos y la familia, a ser posible alrededor de un mantel y un buen vino.

¿Qué opinas de Startup Weekend? ¿En qué crees que se diferencia de otros eventos?

Desde una perspectiva global, creo que Startup Weekend es un formato bastante efectivo para vivir de primera mano el valor que te pueden aportar un ecosistema de emprendedores a partir de las relaciones que surgen durante los tres dias entre los diferentes stakeholders (emprendedores, startups, inversores, service providers, team members, grandes empresas, estudiantes, sector público, etc…). Normalmente, las personas que organizan y participan en los Startup Weekends son personas que independientemente de su posición, cargo o empresa, sienten pasión por este mundillo y esto es un ingrediente fundamental para que un ecosistema genere valor a todos sus miembros.

Por otro lado, si ponemos el foco en el emprendedor, pienso que es una experiencia brutal pues vas a experimentar sensaciones y emociones muy próximas a lo que es de verdad lanzar tu propio proyecto (conflictos, tomas de decisiones, estrés, pitch, etc…), de manera que, al final del evento o te engancha y sigues hacia delante o huyes definitivamente de este circo.

Startup Weekend es un formato bastante efectivo para vivir de primera mano el valor que te puede aportar un ecosistema de emprendedores

¿Qué crees que podrás aportar a los participantes?

Por un lado, este va a ser la segunda vez que participe en un Startup Weekend (la anterior fue a principios de este mismo año en Murcia) y podré aportar más valor en cuestiones relacionadas con el timing dentro del evento, es decir y para que todos lo entiendan, que no les coja el toro a los emprendedores. Por otro lado, espero aportar toda la experiencia en el área de customer development y de killer de ideas que he ido atesorando a lo largo de los últimos años trabajando con emprendedores de diferentes partes del mundo.

¿Qué tipo de proyectos crees que tienen más posibilidades en una situación económica como la actual?

Bueno, no voy a tratar de mojarme. Considero que los proyectos cleantech están bastante bien posicionados para que salgan hacia delante porque cada vez hay mayor conciencia sobre las energías limpias y la eficiencia energética a todos los niveles (sector público, privado, ciudadanos). La crisis también está ayudando a facilitar este pensamiento, no todo va a ser negativo. Si lo miramos desde el punto de vista de la inversión, según Naciones Unidas, la inversión en este sector ha ido aumentando notablemente y se espera que continúe este crecimiento.

Seguro que hay muchas personas que piensan en poner en marcha su propio proyecto, pero no terminan de dar el paso por miles de razones, ¿qué les recomendarías?

Pues lo primero de todo, si nunca han tenido una experiencia cercana de lo que es poner en marcha su propio proyecto, les recomendaría que vivan la experiencia de un Startup Weekend o que se acerquen al ecosistema de emprendedores más próximo (incubadora, aceleradora, meetups, etc.), que lo vivan de cerca, que asistan a eventos, que hablen con emprendedores experimentados, mentores, inversores para que le muestren la dureza, los obstáculos y el enorme sacrificio que hay detrás de cada proyecto y del impacto que tiene en su lado personal. Si después de esto siguen con ganas, que traten de lanzar un proyecto dentro del mundo que les apasiona, bien resolviendo un problema existente, bien tratando de mejorar algo que ya existe, que inviertan tiempo en comprender muy bien el problema que quieren resolver con su iniciativa y que siempre traten de rodearse de la gente adecuada para llevar la idea a buen puerto. Casi nada, ¿verdad?