Conozcamos a los mentores: Juanjo Amate

by

Juanjo Amate

Cuéntanos un poco quién eres, a qué te dedicas, lo que te apasiona…

Soy un almeriense, soltero pero emparejado, que siempre he tenido un fuerte compromiso por mejorar el mundo desde la óptica de las sostenibilidad, eso me llevó a hacer una nueva carrera, Ciencias Ambientales, por lo que soy Ambientólogo y es a lo que me dedico profesionalmente. Durante una época lo hice a través de la consultoría de empresas, después desde la administración pública y más tarde aplicado a la cooperación internacional, viviendo un año en Honduras y Centroamérica. Desde hace dos años estoy inmerso en varios proyectos que mezclan lo empresarial y lo social, de ahí que optara por la figura de empresa social para mi “constructoría” de sostenibilidad que es Sostenibilidad a Medida, además hago también rutas guiadas en bicicleta con Enrutados y agito conciencias en torno a la movilidad y la sostenibilidad urbana en Doble Fila.

Tengo la suerte de que aquello a lo que me dedico es además lo me apasiona, y es que no he perdido la ilusión y las ganas por contribuir a una sociedad en la que la actividad económica sea más sostenible social y ambientalmente y además contribuya a solucionar los graves problemas actuales, que es lo que persigo con las diferentes iniciativas en las que estoy implicado.

¿Qué opinas de los Startup Weekend? ¿en qué crees que se diferencia de otros eventos?

Considero que son útiles porque son algo así como un “bautismo como emprendedores”. De la misma manera que se recomienda hacer un bautismo de buceo para comprobar si mental y físicamente estarás preparado para bucear, puede que un SW sea algo similar, acercarte a lo que supone poner en marcha una idea de negocio y lograr que se haga empresa, ver pros y contras, visualizar las dificultades, pero de manera “controlada” y menos comprometida y arriesgada.

No se trata de un evento exclusivamente formativo, ni de una experiencia de simulación de empresas puesto que se trabaja sobre ideas o proyectos reales, en los que hay personas que ya han puesto tiempo, ganas y hasta dinero, por tanto tampoco es algo para tomárselo a la ligera, aunque está claro que el buen humor y un clima distendido son bienvenidos y ayudan a que trabajemos más cómodamente.

¿Qué crees que podrás aportar a los participantes en Startup Weekend Málaga?

Un enfoque diferente en sus proyectos, el que aporta la sostenibilidad social y ambiental, buscando con éste valorar el impacto en el entorno que puede derivarse de su puesta en marcha de cara a poder prevenir, reducir, mitigar o compensar estos impactos. Al final lo que se persigue es aportar valor a los proyectos a través de la sostenibilidad y tratar de que esta esté presente en los procesos clave de producción, en las herramientas de comunicación que se pongan en marcha y sea un elemento de relación con sus grupos de interés. Además, siendo también emprendedor, espero aportar algo de experiencia sobre lo que supone el reto de dar forma a una idea y transformarla en una empresa.

 

Los Startup Weekend son algo así como un “bautismo como emprendedores”

 

En muy pocas ocasiones se habla de startups y sostenibilidad, ¿cómo podemos empezar a trabajar la sostenibilidad social y medioambiental desde una startup?

Si pedimos ejemplos de impactos en la sostenibilidad, todos se refieren a la industria, grandes empresas o actividades potencialmente muy peligrosas o contaminantes, sin embargo cuesta pensar que cualquier actividad genera su impacto, por pequeño que sea. Si trasladamos esta idea a las startups, no por tener una base mayoritariamente tecnológica o virtual en cuanto a sus procesos o ubicación, el impacto desaparece.

Cuestiones como la obsolescencia de los equipos empleados, la accesibilidad por parte de cualquier usuario o colectivo, el consumo de energía de los equipos y la ubicación de los mismos, son las que aparecen cuando enfocamos la sostenibilidad social o ambiental de estos proyectos y sin duda su importancia es cada día mayor. Por tanto, que desde el principio, casi desde el origen de la idea se tengan en cuenta y formen parte no sólo del modelo o plan de negocio, sino de la estrategia y los valores de la empresa, sin duda contribuye a que el impacto pueda reducirse de una manera importante.

¿Qué tipo de proyectos crees que tienen más posibilidades en la situación económica actual?

Es difícil saberlo, pero creo que hay varias características que pueden contribuir a tener éxito, la primera es que hay que contribuir a resolver un problema, ya no basta con ofrecer algo innovador o de moda, sino que hay que identificar necesidades reales y tratar de resolverlas con un producto o servicio. La segunda es que hay que pensar en largo plazo, ya no existen pelotazos, no se puede plantear un proyecto para forrarse en cuestión de meses, al menos de una manera honesta y ética.

La tercera es que en la estrategia empresarial ya no cabe solo pensar en aspectos económicos o de mercado, los valores que se transmiten y se demuestran son cada vez más importantes y con ellos hay que abordar cuestiones vinculadas al entorno y a la comunidad, al impacto ambiental o social de la actividad. Y una cuarta, pensar a lo grande, aunque no se trate de algo abordable desde el inicio si que hay que poner los cimientos de una futura empresa, ya desde el mismo origen de la idea teniendo en cuenta que en el escenario actual lograr tener éxito supone manejar un volumen de trabajo y un territorio de actuación que acaba siendo más grande de lo que esperábamos, y estar preparado en todos los sentidos para lo bueno y para lo malo trabajar a lo grande facilita lograrlo.

¿Qué recomendarías a esas personas que piensan en poner en marcha su propio proyecto pero no terminan de dar el paso?

Que valoren de dónde parten, si se trata de una idea que tienen muy muy clara, si es en torno a un sector que conocen o en el que se mueven con soltura y disfrutan, si es algo en lo que materializan su pasión y si cuentan con una situación personal en la que un buen pellizco de su vida (tiempo, dinero y preocupaciones) pueda dedicarse a ese proyecto, lo tienen todo para empezar, solo tienen que comenzar a dar pasos y buscar la ayuda que vayan necesitando (les va a hacer falta y cuanto más tarden en pedirla será peor), SW puede ser un buen lugar donde encontrarla.

Si les falta alguna de esas cuatro patas, es cuando toca pensar, pero igualmente que pidan ayuda.

En todo caso, no hay nada predecible, la situación cambia de un día para otro y en eso consiste lanzarse, en asumir que todo se va a volver inestable y estar preparado para ello. Pero si esperan a que la situación sea la idónea, solo habrán dejado pasar un día sin haber hecho algo para poner en marcha su proyecto, nunca van a estar en el momento perfecto.