¿Qué hacen unos estudiantes en Startup Weekend?

by

KissBatt

Muchos nos preguntan qué puede aportar un estudiante en un Startup Weekend y vamos a mostrarlo a través de una experiencia en la pasada edición de Startup Weekend Córdoba. Los protagonistas son el equipo que lanzó KissBatt, una aplicación móvil que conecta personas con lugares donde recargar las baterías de dispositivos móviles, y para ello hablamos con Patricia Naranjo representando al equipo KissBatt:

Se habla mucho de emprendimiento pero es difícil encontrar a jóvenes estudiantes con vocación emprendedora, ¿porqué crees que ocurre esto y cómo lo vives dia a dia en la universidad?

Últimamente se habla sobre el emprendimiento pero como bien dices existen pocos estudiantes que se lanzan a serlo. Por mi experiencia personal creo que es muy importante que la universidad te apoye y te motive a emprender. Tengo la suerte de pertenecer a la Universidad Loyola Andalucía, la cual está haciendo una labor excelente con respecto al emprendimiento. Nos motivan, nos dan asesoramiento en caso de querer desarrollar una idea, nos informan sobre eventos para emprender como el Startup Weekend, para que asistamos y nos metamos en ese mundo. Como bien comentaba antes, el apoyo de la Universidad es fundamental para fomentar el emprendimiento, tengo amigas que estudian la misma carrera que yo (ADE) y no tienen ese apoyo y motivación por parte de la universidad, por lo que no piensan en emprender ni conocen todos los eventos y las posibilidades que existen.

No son muchas las mujeres jóvenes que se atreven a lanzar una startup, ¿qué te decían cuando tomaste la decisión de ir a Startup Weekend Córdoba?

Desde siempre he pensado que mi futuro es crear mi propia empresa, ya que es una cosa que he vivido desde pequeña en mi familia por lo que lo tenía muy claro que quería meterme en este mundo. Desde que me propuse ir al Startup Weekend Córdoba siempre he tenido el apoyo y motivación de mi familia, ya que tanto ellos como yo piensan que sería una buena oportunidad para aprender.

Desde siempre he pensado que mi futuro es crear mi propia empresa, es una cosa que he vivido desde pequeña en mi familia

Cuéntanos qué pensabas antes de que comenzara tu experiencia en Startup Weekend y qué fué ocurriendo durante el fin de semana…

Siempre he tenido muchas ganas de ir ya que en la universidad nos llevaban hablando más de un año sobre el evento. También conocía a gente que había asistido el anterior año y la experiencia que contaban era muy positiva. Como tenía esas ganas de asistir y la universidad sorteaba varias entradas para ir al Startup Weekend Córdoba, decidí presentarme al concurso para ganar esa entrada que afortunadamente conseguí.

Un vez comenzado el fin de semana era un continuo sube y baja de emociones. Momentos en los que comienzas muy bien porque ves que tu idea puede seguir adelante, momentos en los que estas atascado porque no sabes hacer las cosas, momentos de agobio porque te falta tiempo para hacer todo lo que te van a valorar y finalmente momentos en los que ves que todo esfuerzo tiene su recompensa y te llena de alegría haber trabajado tanto y durante tantas horas.

Habéis lanzado vuestra startup: KissBatt, siendo un equipo mayoritario de estudiantes sin experiencia anterior, ¿cómo imaginas el futuro de KissBatt y hasta dónde queréis llegar?

Efectivamente, 4 de los 5 componentes somos estudiantes, por lo que el camino será difícil porque no tenemos experiencia. Tenemos claras intenciones de poner en marcha esta startup, ya estamos empezando a trabajar para lanzar una fase beta de nuestra aplicación muy pronto. De todo esto lo más importante es el equipo que hemos formado, ya que como bien nos dicen “la idea es el 1%”. Nosotros a pesar de no tener experiencia, tenemos una especialización de carreras muy concretas por lo que pienso que es un punto a nuestro favor.

Después de tu primer Startup Weekend, qué le dijiste a la primera amiga que te preguntó ¿qué has hecho este finde?

Pues le conté que habíamos estado trabajando en una idea de negocio que consistía en montar una empresa en ese fin de semana, que afortunadamente había recibido el tercer premio y también habíamos sido seleccionadas para un programa de asesoramiento y formación, y que por supuesto iba a seguir adelante con el proyecto.